Precaución: escenario con dificultades

El cuadro verde es consciente de los problemas que le puede plantear el Marino este domingo | jorge meis
|

Solo la primera vez que el Racing fue a jugar en el campo del Marino fue capaz de ganar. Entonces, con motivo de la octava jornada del campeonato de Segunda B de la temporada 96/97, un gol de Chili le dio la victoria a la escuadra que entrenaba Carlos Simón. Los otros cuatro partidos que ambos equipos disputaron en Miramar, sin embargo, se saldaron con dos empates y otras dos derrotas, resultados que al cuadro verde no le llegan para clasificarse para Primera RFEF si el Numancia se impone en el encuentro contra el Deportivo.


El equipo ferrolano vuelve el domingo a un escenario que no visita desde la temporada 14/15. Entonces jugó en Miramar el último partido antes del parón navideño, pero no pudo pasar del empate (1-1) a pesar de que Joselu adelantó a la escuadra de la ciudad naval. Sin embargo, un tanto de Juanma Torres –exjugador del Somozas– en el tramo final estableció el resultado de empate que impidió al cuadro verde colarse, como pretendía, entre los cuatro primeros de la tabla.


A pesar de que el Marino no ha sido capaz de imponerse en su feudo en el segunda fase del campeonato liguero de Segunda B, lo cierto es que la escuadra de Luanco se presentará al partido del domingo con una racha de cuatro meses sin perder en el campo luanquín de Miramar. Tras la llegada de Manel Menéndez al banquillo en sustitución de Oli, el cuadro asturiano no ha perdido en ninguno de sus siete partidos, que ha resuelto con cuatro victorias y tres empates. 

Precaución: escenario con dificultades