La pandemia en Ferrolterra se estanca en el centenar de casos

En la UCI del Marcide permanecen ingresadas dos personas con covid | d.a.
|

El área sanitaria de Ferrol vuelve a bajar del centenar de casos activos, una cifra en torno a la cual gira desde hace varias semanas y que parece ser la “meseta” en la que se estanca tras la tercera ola. El 2 de abril la cifra de casos activos era de 108, con nueve personas ingresadas. Ayer, 2 de mayo, el Sergas indicaba que había 99 activos y diez pacientes en el Arquitecto Marcide, con dos en la Unidad de Cuidados Intensivos. Esta estabilidad se traduce también en la cifra de fallecidos, que permanece en 216 desde que se comunicó la última muerte de una persona con covid en el área, el 7 de abril.


El número de altas diarias y los casos que se diagnostican marcan este equilibrio. Los nuevos positivos detectados en 24 horas fueron cuatro, una cifra inferior a los once del día previo pero que no es inusual en el fin de semana, cuando, dada la situación actual, se realizan menos pruebas. La media de casos en las 

últimas dos semanas se sitúa en torno a los cinco diarios.


La situación en los municipios también refleja esta estabilidad, con concellos que entran y salen del cero pero cuyas cifras nunca llegan a dispararse. Ares tiene un nivel de restricciones medio, que implica menores aforos en hostelería, pero la incidencia vuelve a equipararse a las de otras localidades del entorno, como Mugardos o Pontedeume. Mañón, que superaba los 250 de incidencia acumulada a 14 días, también ha bajado de esa cifra.


Los mejores datos los ofrecen A Capela (que no tiene casos diagnosticados de covid desde principios de febrero), As Somozas (que quedó libre del virus pocos días después) y Monfero (sin SARS-CoV-2 desde finales de febrero). También están sin coronavirus desde hace al menos dos semanas Cabanas y Moeche, que han tenido largos períodos sin covid alternados con otros en los que aparecen algunos casos.


Actualmente, a estos cinco concellos se les suman As Pontes y Valdoviño, que hace al menos una semana que no cuentan con diagnósticos.


El otro frente de batalla, la vacunación, continuaba este fin de semana con la inyección de segundas dosis de Pfizer y de Moderna al grupo de entre 70 y 79 años y a los de más de 80.


Al mismo tiempo avanzan las primeras dosis para los mayores de 60 que todavía no han sido llamados para recibir Astra Zeneca. Esta semana se completará en el área la dispensación al grupo de edad entre los 60 y los 65 y se empezará –el jueves– con la siguiente cohorte, de los 66 a los 69. Se empieza por los de mayor edad.

La pandemia en Ferrolterra se estanca en el centenar de casos