Navantia busca una empresa de cazatalentos para fichar a sus cargos directivos

Llegada de la fragata “Juan de Borbón” al arsenal ferrolano aec
|

Navantia externaliza la búsqueda de candidatos a puestos de nivel medio y alto para su organigrama. La empresa pública naval, que construye los buques de la Armada (incluidos los submarinos S-80), va a contratar a una empresa que se encargue de cribar a los aspirantes y le presente a los más idóneos.


A través de su Comité Central de Compras, la Dirección de Recursos Humanos de Navantia pretende contratar un “servicio externo de búsqueda de perfiles de candidatos”.


La empresa contratada deberá estar especializada en el sector industrial y ha de contar con “un método específico y definido de búsqueda y atracción de talento, y fuentes de reclutamiento”.

El objetivo es que cuando Navantia tenga una plaza vacante, y busque a una persona para cubrir ese puesto, la empresa de cazatalentos inicie el proceso no para elegir a esa persona, sino para ofrecerle ya a la empresa pública naval una terna de candidatos.


Los astilleros públicos han diseñado el proceso para cribar a los candidatos. La empresa de ‘headhunting’ tendrá en primer lugar que “preseleccionar candidatos idóneos de acuerdo al perfil demandado, realizando las pruebas necesarias para verificar que el candidato tenga las competencias solicitadas para la posición”.


En caso de que se requiera un perfil con unas competencias específicas (por ejemplo, que sepa manejar herramientas informáticas como Excel, Access, etc.), “se requerirá la realización de las pruebas con informe asociado”.


Se entiende que así la empresa afinará y de entre todos los aspirantes al puesto, elegirá a aquellos que se adapten mejor a las necesidades que tiene Navantia.


Navantia exige que la empresa tenga listas tres propuestas, de tres precandidatos para el puesto, en menos de tres semanas desde que active el proceso para cubrir un puesto en la compañía pública, según recoge la web de confidencialdigital.


La empresa deberá estar especializada en el sector industrial y ha de contar con “un método de atracción de talento,


La propuesta de cada precandidato irá acompañada de documentación: el currículum, por supuesto, pero también un informe con los resultados de una prueba de idiomas, cuando sea necesario; informes de otras pruebas realizadas en el proceso; y un informe sobre cada candidato, en el que la empresa de cazatalentos explique las “fortalezas, debilidades, aspiraciones, etc…, que refleje el ajuste de la persona al puesto”.


Los informes incluirán los resultados de las entrevistas personales, y un análisis de la empresa que justifique la adecuación del candidato al puesto.


Además, antes iniciar el proceso, la empresa que se encargue de este proceso tendrá que definir con el Departamento de Recursos Humanos de de la empresa pública los perfiles que se requieren, “con el objetivo de conseguir un mayor entendimiento de la posición demandada, estableciendo plazos, necesidades y objetivos”.


Calcula la empresa pública que cada año tendrá que echar mano de esta empresa en unas 20 ocasiones, para buscar personas que cubran esos puestos en la campañía naval.


Los perfiles demandados serán de tres tipos: “Técnicos/as de alto nivel” (en torno al 30%), “Técnicos/as especializados” (49%) y “Técnicos/as medios” (30%).


La empresa de búsqueda de perfiles profesionales y preselección de candidatos tendrá también que ayudar a la integración del candidato seleccionado en su nuevo puesto de trabajo en Navantia.


Se especifica también, como requisito, que “siempre que sea posible, se exigirá paridad de género”, se entiende que en la preselección de los aspirantes al puesto. 

Navantia busca una empresa de cazatalentos para fichar a sus cargos directivos