Triunfo épico pese a las dificultades

El racinguista Marcos Moser lucha con Santos por llevarse la pelota durante el encuentro de ayer | j.M. Pardo/el comercio
|

A un paso de asegurar su presencia en Primera RFEF se ha quedado el Racing gracias a la victoria que consiguió sobre el Langreo (2-3). En un ejercicio de seriedad, el equipo ferrolano derrotó al asturiano en un partido que estuvo repleto de contratiempos. Pero el cuadro verde se rehízo del gol con el que su rival se adelantó en el marcador, remontó y, a pesar de jugar la última media hora en inferioridad numérica cuando el marcador estaba empatado, consiguió el triunfo gracias a un tanto de Elsinho en el tramo final del encuentro.


Salió el Racing con la intención de marcar el territorio enseguida y en poco más de diez segundos dispuso de su primera gran ocasión –una colada de Pep Caballé por la banda derecha que Joselu remachó para que el meta Adrián Torre salvase “in extremis”– y al poco tuvo otra –un cabezazo de Yeferson Quintana tras un golpe franco botado por Álex López que se fue ligeramente alto–. Las cosas pintaban bien para el equipo ferrolano, pero la primera desgracia llegó para él en la primera llegada del Langreo, en la que el centro-chut de Allyson dentro del área fue desviado por Seoane a su portería para poner al Langreo por delante en el marcador.


La desventaja en el marcador no cambió demasiado al Racing, que siguió presionando cerca de la portería rival y generando juego a través de las acciones de sus jugadores más adelantado. Así fue como llegó primero una ocasión de Pep Caballé, desviada por el portero Adrián Torre –el mejor del Langreo en la primera parte–, y luego el tanto del empate, surgido de una acción individual de Joselu, cuyo disparo se fue al palo para que el propio Caballé remachase la pelota con la cabeza al fondo de la portería local.


Era el justo premio para lo visto en una primera parte en la que el Racing tuvo otra desgracia con la lesión de Javi Rey, que tuvo que dejar el terreno de juego a la media hora de juego. Enfrente, el Langreo descubrió en un par de ocasiones la fragilidad defensiva del rival, pero ni una pelota entre centrales fue aprovechada por Allyson ni la la colada de Chus Puras por la izquierda encontró rematador.


Alternativas

A diferencia de lo que había pasado en la primera, esta vez el buen arranque de segunda parte del Racing encontró premio en gol de Joselu, que mandó a la red una pelota suelta en el área tras una acción ofensiva visitante. Pintaban mejor las cosas para el equipo ferrolano, que ya había apostado por reforzar su defensa con la entrada de Mariano, pero con lo que no contaba era con una colada en el área del Langreo que Jon García tuvo que cortar en una falta que, además de suponer el penalti que convirtió Ketu, significó la expulsión del defensa central racinguista.


Quedaba media hora de encuentro y el Racing, en inferioridad numérica, se puso el mono de faena para aguantar los ataques del rival durante el tramo final del encuentro. Lo consiguió con relativa solvencia –en la cuenta del Langreo solo aparece un remate de Álvaro Muñiz que Diego Rivas despejó a córner en una gran estirada–, pero es que además encontró petróleo de la casi única manera que tenía para llegar a la portería contraria.


Una acción a balón parado botada por Dani Nieto encontró el remate de Elsinho entrando desde atrás y anotando el tercer tanto racinguista. Fue el gol que dictó sentencia a pesar de que el cuadro local lo intentó hasta el final... pero ya no pudo hacer nada más. 

Triunfo épico pese a las dificultades