La CIG califica de “chantaxe” el ERE extintivo presentado por Gabadi

Momento de la protesta celebrada ayer frente a las instalaciones de Gabadi en Narón | daniel alexandre
|

Más de medio centenar de trabajadores y representantes sindicales de la empresa Gabadi, situada en el polígono industrial de Río do Pozo, en Narón, se concentraron ayer frente a las puertas de las instalaciones para denunciar una parálisis en las negociaciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la compañía. La decisión, que afectará a 36 de sus trabajadores fijos, fue calificada de “chantaxe” por el representante de la CIG Industria, Serxio Martínez, dada la presunta pretensión de la corporación de vincular la reducción del número de afectados a la “inaplicación do convenio colectivo”.


“Agora mesmo non hai acordo ningún –se lamenta Ignacio Lamas, presidente del comité de empresa–, rematou o xoves a negociación do ERE e a empresa sigue co mesmo: manter os despidos, vinculado todo á inaplicación do convenio, e nos ahí non estamos de acordo”. Lamas apunta, además, que tras dar por cerradas las negociaciones, la empresa solicitó la mediación del Acordo Interprofesional Galego (AGA) en un último encuentro celebrado el pasado lunes, pero que, asegura el presidente, no sirvió de nada al mantener la compañía su exigencia de que no se aplique el convenio colectivo.


Alternativa

Desde la CIG se señaló que resultaba inviable negociar un ERE condicionado por las condiciones laborales de quienes no entrarían en el mismo, dado que “perxudica despois ao resto do persoal da empresa”. En lugar de esto, la CIG propuso que se aplicase un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) rotativo “cunha vinculación como moito dun ano por persoa”, considerándolo la vía más óptima, dado que desbloquearía la situación al tiempo que evitaría que los trabajadores se “desvinculasen” de la empresa.


“O que non pode ser é que a empresa trate de condicionar as decisións do comité de empresa e a plantilla a baixar o número de afectados sempre e cando o comité acepte máis desregularización de horarios, máis inaplicación do convenio, que a xente traballe sábados e domingos sen cobrar... e iso sí que non o vamos a aceptar porque entendemos que é unha chantaxe e xogar sucio”, censura Serxio López.


Por último, los representantes sindicales aseveraron que la crisis en el sector naval ferrolano no era más que la “disculpa” de la empresa para aplicar la impopular medida laboral, dado que, aseguran, es una compañía “implantada” internacionalmente y que el “peso real da facturación nacional” de la misma rondaría el 20% del total. 

La CIG califica de “chantaxe” el ERE extintivo presentado por Gabadi