La precampaña madrileña sigue a pleno ritmo entre irregularidades electorales

El presidente del PP, Pablo Casado y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso | DAVID FERNÁNDEZ
|

Los candidatos a los comicios autonómicos del 4 de mayo mantuvieron este sábado una apretada agenda de actos, en un día en el que se cumple un mes de una precampaña en la que se siguen sucediendo las irregularidades electorales.


El turno le tocó a la presidenta regional y candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, a quien la Junta Electoral Provincial (JEP) de Madrid requirió abstenerse de aludir a los "logros" de su mandato en la lucha contra el Covid-19 en actos como la rueda de prensa que ofreció en el Hospital La Paz el pasado día 6.


Además, le pidió también "retirar esa parte de la intervención en toda clase de soportes digitales de grabación que existan en ámbitos o medios institucionales de su responsabilidad".


En otros dos acuerdos, la Junta Electoral ha requerido al PSOE y a Unidas Podemos a retirar los folletos promoviendo el voto por correo en las elecciones autonómicas, al aparecer en ellos la foto de los candidatos de ambas formaciones, Ángel Gabilondo y Pablo Iglesias, al entender que se trata de propaganda electoral.


La Junta ya le había dado un tirón de orejas a Ayuso e Iglesias por haber infringido la Ley Orgánica del Régimen Electoral General con declaraciones públicas efectuadas desde sus respectivos cargos institucionales antes del periodo de campaña.


Recientemente, también pidió al PSOE la inmediata retirada del cartel que colgó a un mes de las elecciones en la plaza de Callao con una imagen de Gabilondo y otra de líderes de PP, Cs y Vox con la pregunta: "Tras la foto, ¿el Gobierno de Colón?".


Ayuso participó esta mañana en el acto de apertura del XV Congreso Nacional de Nuevas Generaciones y emplazó a "los 110.000 jóvenes que van a votar por primera vez" en los comicios del 4 de mayo a no dejarse "engañar" por la izquierda que quiere "arrastrarnos al guerracivilismo", afirmó.


Además, la presidenta aprovechó para presentar en este acto su primer anuncio electoral, en el que durante un minuto se la ve corriendo por Madrid, pasando por Madrid Río, un mercado, los Teatros del Canal o el hospital Isabel Zendal, mientras comercios y negocios se abren a su paso.


En el mismo evento intervino el líder del PP, Pablo Casado, que confía en que Ayuso logre una mayoría "suficiente" y "amplia" para llevar a cabo su proyecto "sin cortapisas, sin tener que perder mucho tiempo en negociar" lo que ya está negociando con los madrileños.


Casado mutó el lema de campaña de Díaz Ayuso -"comunismo o libertad- por el de "sanchismo o libertad", al considerar que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decidió en su viaje a Angola y Senegal convertirse en el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, con sus críticas a la presidenta madrileña.


El PSOE, por su parte, organizó un acto centrado en las políticas feministas en su sede de Ferraz, donde el presidenciable Ángel Gabilondo aseguró que si gobierna formará "el primer gobierno paritario de la historia" de la Comunidad, además de sacar adelante "la primera ley propia" de Igualdad y un plan "urgente" para víctimas de violencia de género.


Lo acompañó la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, quien cargó contra Ayuso, de la que aseguró que es una mujer "que se preocupa más por cómo le va a ayudar Vox y la ultraderecha que por lo que necesitamos las mujeres de Madrid".


El candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se reunió anoche con trabajadores del servicio de limpieza del distrito madrileño de Vallecas, aprovechando para hacer un llamamiento a la participación en las elecciones porque "la mayoría de los madrileños sí necesita sanidad, educación y servicios públicos".


Y esta mañana intervino ante el Consejo Confederal de Unidas Podemos con una alocución preelectoral en la que argumentó que la clave del éxito de la derecha en la región fue apoyarse en los poderes económicos y mediáticos para crear la ficción de que eran una mayoría, pero es una "mentira" que espera que se pueda revertir.


La agenda de Vox también fue interna, al celebrarse la Asamblea General Ordinaria de la formación. "A nosotros no nos van a encontrar en el enfrentamiento civil, sino en la valentía", aseguró el líder del partido, Santiago Abascal, quien pidió evitar el "asalto comunista de Madrid" y que gobierne "el sátrapa de Galapagar".


Más Madrid se reunió con varias organizaciones ecologistas, a las que propuso poner en marcha una Ley Autonómica de Cambio Climático y un plan de restauración integral de la estación de esquí de Navacerrada.


Por último, el candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, avisó en un encuentro telemático con afiliados de que plantear que "hay una parte de Madrid que es buena y una parte de Madrid que es mala", como a su juicio hace Unidas Podemos, "es una visión incendiaria y muy peligrosa". 

La precampaña madrileña sigue a pleno ritmo entre irregularidades electorales