El centro de transformación alimentaria podría empezar a funcionar en verano

Los alcaldes de los cuatro municipios promotores acompañaron en la visita a González Formoso | cedida
|

El presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, visitó ayer acompañado de la alcaldesa de Moeche, Beatriz Bascoy, y de sus homólogos de San Sadurniño, Secundino García; Valdoviño, Alberto González, y Cerdido, Benigno Galego, el Centro de Desenvolvemento Rural A Fusquenlla, situado en el recinto ferial de San Ramón y que se integrará en la red provincial de espacios coworking vinculada al medio rural.


Durante el recorrido por las instalaciones vieron las distintas dependencias que se dedicarán a la producción de conservas hortícolas, el envasado de zumos y a la extracción y procesado de miel, además de las equipaciones que se utilizarán tanto en estas actividades como en la impartición de cursos.


El nuevo centro, que podría empezar a funcionar tal y como ayer avanzó la regidora de Moeche a partir de este verano –antes tiene que aprobarse un reglamento de funcionamiento y gestión– dará servicio a los pequeños productores locales de la comarca, ayudándoles a crear más valor para sus productos, y contará con 15 módulos de trabajo: cinco en la línea de miel, seis en la sección de zumos y vegetales y cuatro en las zonas común.


En las obras y en la equipación de la infraestructura se invirtieron más de 240.000 euros cofinanciados por los fondos europeos del Leader –a través del GDR Seitura 22–, con una aportación provincial de 88.000 euros y otros 12.000 para el diseño técnico sufragados por la Consellería de Medio Rural, además de una pequeña contribución de los cuatro municipios.


El presidente provincial, que posteriormente visitó la empresa Lácteos afincada también en el municipio de Moeche, incidió en la importancia de que estos centros “aproveiten o potencial e as particularidades propias de cada territorio” y además “fomenten sinerxias” entre emprendedores y emprendedoras de un sector determinado.

El centro de transformación alimentaria podría empezar a funcionar en verano