Los nacionalismos

|

Los nacionalismos no son la solución, pues ahora en Cataluña ni entre ellos se ponen de acuerdo para formar un gobierno que es fundamental, pues después de varios años de independentismo han abandonado Cataluña más de 6.000 empresas, entonces hay que dialogar y más dialogar para formar un gobierno y evitar otras elecciones; hay que aparcar la autodeterminación que no permite la constitución y además las nacionalidades históricas ya tienen reconocidas sus peculiaridades.


Otro nacionalismo es el que se plantea en la Comunidad de Madrid con la bajada de impuestos para recibir empresas que con esa ventaja dejan otras comunidades. El problema es que la Seguridad Social afronta 2021 con 100.000 millones de deuda y el gasto mensual en pensiones supera los 10.000 millones de euros por primera vez.


Seamos realistas y afrontemos estos problemas con solidaridad, por un lado aparcando la autodeterminación y por el otro dejando de pensar en bajar los impuestos; es más los impuestos deber ser semejantes en todas las comunidades.


La señora Díaz Ayuso debería conocer la vida de Marcelino Camacho y entonces dejará de mencionar ese eslogan: “comunismo o libertad”.


Ahora lo que necesitamos son políticos de talla y que actúen con responsabilidad para poder trabajar con unidad en este momento crítico. Los políticos en lugar de insultarse deberían plantear programas, ahí se podrá comprobar la talla política.


Tenemos una sanidad que después de más de diez años de recortes y con la crisis de la pandemia, necesita reponer médicos y médicas, enfermeros y enfermeras, así como al resto del personal complementario.


En educación hay que recuperar la aportación a investigación y preparar a los futuros investigadores, pero para que se queden en España a realizar esta labor, pues ahora invertimos en formarlos y luego se van a otros países.


Para estos temas necesitamos una actualización de los impuestos en todas las comunidades, mejor dicho, una “armonización fiscal” para que todas las comunidades paguen los mismos impuestos y en orden a rentas.

Los nacionalismos