Ferrolterra mantiene la estabilidad e incrementa el ritmo de vacunación

El Marcide se ha habilitado como punto de vacunación también para mayores de 80 años | jorge meis
|

La pandemia de coronavirus en el área sanitaria de Ferrol sigue a la baja, según las cifras oficiales publicadas en la web del Sergas. Los números de ayer, referidos a la situación del viernes a las seis de la tarde, indicaban que hay 103 personas con la infección activa en las tres comarcas, de las cuales diez necesitan estar ingresadas en el CHUF, tres de ellas en la Unidad de Cuidados Intensivos. En cuanto a nuevos casos diagnosticados, fueron dos mediante PCR, por lo que se mantienen desde hace varios días por debajo de los cinco casos diarios.


Tanto la cifra de casos activos como la de positivos nuevos remiten a agosto. Ferrolterra ha pasado en dos meses de tocar techo, con casi 1.900 personas pasando la infección a principios de febrero, a situarse en números del verano, antes de la explosión de la segunda y tercera olas. Solo la hospitalización, que también ha caído drásticamente desde los 198 pacientes comunicados el 4 de febrero hasta los diez de ayer, sigue todavía por encima de aquellas cifras de hace siete meses, puesto que en octubre se llegó a tener a solo dos personas ingresadas con el virus activo, con varias jornadas sin nadie en la UCI. El descenso de las últimas semanas no ha logrado aún llegar a ese hito ni al ansiado “cero casos” tanto en el CHUF como en nuevos contagios que sí se logró a principios del verano pasado.


Pese a esta imagen favorable, se disparan las advertencias ante un posible rebrote postvacacional, por el aumento de la movilidad y las reuniones. La situación cambia muy rápido y los posibles efectos de la Semana Santa tardarán en verse, por lo que las autoridades piden que se mantenga la tensión para evitar que se vuelva a extender el virus.


Mientras tanto, se ha incrementado la velocidad de inoculación de vacunas. Desde el Área informan de que ya desde el viernes se utiliza el Arquitecto Marcide para inmunizar también a los mayores de 80 años, sumándose así al Naval, en donde se empezó a inyectar con la Semana Santa. Hasta ahora este espacio se destinaba a los profesionales esenciales. Han llegado 2.000 dosis más de Pfizer (1.500) y Moderna (500), por lo que se han aumentado los puntos de administración con el fin de ponerlas lo antes posible. El objetivo de la Consellería es el de tener a este grupo de edad con al menos una dosis administrada el miércoles.

Ferrolterra mantiene la estabilidad e incrementa el ritmo de vacunación