El Intasa peleará por regresar a la elite estatal

Los locales esperan ahora a conocer su hoja de ruta en la fase de ascenso | d. alexandre
|

El Intasa puso ayer la última piedra en su escalera de retorno a Superliga. Y lo hizo en un encuentro complicado ante el colista, y ya descendido, Calasancias de A Coruña. No fue un duelo nada sencillo para los de Pesci –a excepción del último set–, en el que por momentos las diferencias en la tabla no se reflejaron sobre la pista. Y es que ya lo presagiaba el técnico argentino sobre su rival de ayer al decir que no le iban a poner las cosas nada fáciles, y así fue. El duelo arrancó muy igualado y con muchas imprecisiones por parte de ambos equipos, con un grupo coruñés que se defendía como gato panza arriba de un rival, a priori, superior en juego pero que no llegaba a encontrarse cómodo en la pista herculina. Tuvo que llegar el 19-19 para que el Intasa despegase y se anotase este primer set con los puntos finales de Marlon, Marcos, Caparrós y Postemsky (20-25).


La segunda manga comenzó, aparentemente, con más control por parte del Intasa después de unos primeros puntos igualados. Boris, Marcos y Caparrós consiguieron sumar una renta que fue creciendo hasta los siete puntos (9-16) y que los de San Sadurniño no consiguieron mantener. Los locales no remataban sus jugadas, pero el Intasa tampoco, llegando así, entre acierto y error, al 18-18. El Calasancias se venía arriba con cada punto, llegando a colocarse 22-20. El Intasa le vio la punta de las orejas al lobo, si bien la calidad de Marlon, Caparrós y especialmente Boris sirvió para que las aguas volviesen a su cauce natural y hacer el 2-0 con el 22-25. Y hasta aquí le llegó la gasolina al Calasancias, mientras el Intasa parecía acomodarse y relajarse en la pista herculina, puesto que la tercera manga fue prácticamente un paseo para los de Pesci (12-25) que ya piensan en la que será su tercera fase de ascenso a la elite estatal.


Una fase, todavía por concretar lugar y fecha –eso sí, después de Semana Santa–, que se disputará por concentración con los seis mejores equipos de los tres grupos en liza, como son, además de los locales, el Grupo Laura Otero –campeón del cuadro A–, Arona y Cisneros –grupo B– y Valencia y Tarragona –grupo C–.

El Intasa peleará por regresar a la elite estatal