El Intecmar autoriza una campaña de vieira casi tres años después de la última

Dos mariscadores, con un capacho de bivalvo en el muelle de Curuxeiras en una campaña anterior | jorge meis
|

La vieira de la ría de Ferrol volverá al mercado tras casi tres años en los que la extracción de este bivalvo ha estado prohibida por los elevados niveles de toxina amnésica –ASP– que han ido arrojando las diferentes analíticas realizadas a lo largo de este tiempo.


El Intecmar comunicó ayer a los pósitos de la ría que las muestras tomadas en los últimos días revelan una presencia de toxina de menos de la mitad del máximo permitido –fijado por la legislación en 4,6 miligramos por kilo en gónada y músculo–, con lo que las cofradías están ya organizando una campaña que prevén iniciar el próximo lunes.


Más de una decena de barcos de los tres pósitos –alrededor de una treintena de trabajadores en total– podrán faenar en la zona media y exterior de la ría desde entonces, aunque siempre condicionados por los resultados de las analíticas que se deben hacer para comprobar que los niveles de ASP continúan en parámetros aptos para la extracción. La vieira será enviada a eviscerar antes de su salida al mercado.


Compradores

Las cofradías están negociando con posibles compradores para dimensionar la campaña. La cantidad que se extraerá y los días de faena dependerán del número de intermediarios interesados y de la demanda de producto. “Queremos abrir mercado o máximo que poidamos”, señalaba ayer el patrón de Barallobre, Jorge López.


Desde el 14 de junio de 2018 no se extraía vieira de la ría de Ferrol por los cauces reglamentarios. Será, además, la única campaña activa en toda Galicia.

El Intecmar autoriza una campaña de vieira casi tres años después de la última