El brote con más de 20 nuevos positivos en el Tirso vuelve a hacer saltar las alarmas

|

El cribado realizado ayer en el colegio Tirso de Molina de Ferrol entre 390 personas, incluido profesorado y alumnado, dejó un saldo de 23 casos nuevos –todos ellos escolares– en el centro. Además, los datos facilitados por el Sergas –que se corresponden todavía con la jornada del jueves– ya arrojaban un total de diez afectados hasta ese momento.


Los datos concretos de estas pruebas nasofaríngeas llevadas a cabo en las jornadas del jueves y el viernes aún no habían concluido cuando el Área Sanitaria de Ferrol informó ya de 23 casos, por lo que la cifra todavía podría ser superior. Los resultados motivaron el cierre de cuatro aulas de ESO y Bachillerato, cursos en los que se efectuó el cribado –2º, 3º y 4º de ESO y 1º y 2º de BAC– para la detección de nuevos afectados por Covid-19 y frenar así la expansión de este brote.


De este modo, al Tirso se desplazó, para realizar las pruebas, un equipo de toma de muestras Covid formado por una enfermera y un técnico de cuidados auxiliares (TCAE), que efectuaron los cribados desde las 8.45 horas hasta las 14.00 horas.


La jefa territorial de la Consellería de Sanidade, Cristina Pérez, confirmaba ayer que se trataba de afectados pertenecientes a los municipios de Ferrol, Narón, Neda y Fene. Tras esta detección, explicó que se continúa con la investigación de contactos y enlaces. Los afectados se aislaron tan pronto como se confirmó la positividad y los contactos están también en cuarentena. El cierre de las cuatro aulas, informó, es una medida que se tomó no solo por los afectados de la clase sino que se hizo extensiva a unidades concretas del centro educativo.


Los confinamientos se mantendrán hasta el día 22 en las cuatro aulas y el alumnado de las mismas recibirá las clases de modo virtual, por lo que no perderán materia del curso escolar, sobre todo teniendo en cuenta que todos los alumnos son asintomáticos.


Desde el equipo directivo del centro educativo –dos profesores también se encuentran afectados por Covid-19– se transmitió tranquilidad a los padres y se recordó que los centros educativos –ayer se contabilizaban 45 en el total de concellos del Área Sanitaria de Ferrol– son lugares seguros, aunque el virus llega al centro desde el exterior.


En este sentido, recordaron que se cumplen estrictamente con todas las indicaciones sanitarias y desde el inicio del curso se han puesto en marcha medidas como la instalación de mamparas o la impartición de clases en aulas de hasta 200 metros cuadrados, cuando los espacios así lo permite, además de mantener abiertas las ventanas, utilizar la mascarilla e insistir continuamente en la higienización de manos. También se han dividido los recreos y multiplicado el número de profesores cuidadores.

En el lado positivo, destacan que el cribado permite detectar casos que existían sin que se conociesen, por lo que se podrá detener la expansión.


Descenso de casos

En la jornada de ayer –con datos facilitados por el Sergas correspondientes al día anterior– se contabilizan en esta Área Sanitaria un total de 227 casos activos, por lo que continúa el descenso de las últimas semanas. Hubo todavía 12 casos nuevos –no se contabilizan los nuevos brotes de ayer– y se realizaron 250 pruebas PCR. Las altas sumaron 40 y continúan hospitalizadas un total de 32 personas, ocho de ellas en la UCI.


Los centros de mayores mejoran sus datos y ayer no hubo ningún caso nuevo en ellos en toda Galicia. En la zona de Ferrol hay seis casos activos: dos usuarios en Laraxe, uno en Mi Casa y un trabajador en Caranza.

Ayer se dio a conocer que a partir del lunes estarán abiertos todos los concellos, concluyendo el cierre perimetral de Mugardos y Cariño. 

El brote con más de 20 nuevos positivos en el Tirso vuelve a hacer saltar las alarmas