El Parlamento rechaza una proposición del BNG para paralizar el ERE de la nedense Galicia Textil

Protesta frente a las instalaciones de Galicia Textil a finales del pasado mes de enero | archivo
|

La proposición no de Ley presentada el pasado miércoles por el BNG en la Comisión Sexta de Industria del Parlamento de Galicia para paralizar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de la empresa nedense Galicia Textil finalmente no gozó del apoyo de la cámara. La propuesta de los nacionalistas reclamaba la intervención de la Xunta en el proceso, que contempla el cese de 13 de sus 36 trabajadores y que se encuentra impugnado por la parte social de la empresa.


El diputado Ramón Fernández instó al gobierno autonómico a ejercer “as súas competencias”, apuntando que la autoridad laboral tenía capacidad de “persoarse no proceso de impugnación do ERE”. Para el representante, es el deber de la Xunta “colocarse ao lado das e dos traballadores” y obligar a la empresa a retomar las negociaciones.


Sin embargo, los populares, que rechazaron la propuesta, argumentaron que el gobierno autonómico “xa non pode intervir neste conflito porque os responsables dos traballadores non o solicitaron cando procedía”, es decir, durante el período de consultas. Es por ello que, afirmaron, la resolución del conflicto laboral está ahora en manos judiciales. La diputada del Partido Popular, Cristina Sanz, argumentó además que la petición del BNG era “de imposible cumprimento dentro do marco legal”, aseverando que “a autoridade laboral non pode persoarse no proceso xudicial de impugnación do despido colectico aplicado de xeito unilateral pola empresa, xa que non se dan os supostos que esixe a normativa para aplicar esa vía”.


Por su parte, el BNG, haciendo referencia a la reforma laboral de 2012, apuntó que los populares tenían “unha débeda co persoal das empresas”, dado que “abarataron e facilitaron” los despidos. Los nacionalistas, además, recordaron que fue la propia parte social quien propuso soluciones al conflicto, pero que la empresa adoptó una posición “inmobilista” que impidió el avance de las negociaciones.


Concesión

Otro de los puntos que motivaron la negativa de los populares fue la propuesta de que la concesión de la explotación de la Presa do Rei, de la cual la empresa genera electricidad para sus operaciones, estuviese ligada al mantenimiento de los empleos. Los nacionalistas apuntaron que ese hecho debía estar “enriba da mesa”, apuntando que “non pode ser que unha empresa que goza dunha concesión pública se permita non atender os requerimentos que lle faga o Goberno”.


En contra de esto, Sanz advirtió de que “coa legalidade na man” resulta imposible condicionar dicha explotación, dado que no está amparada ni por el “título habilitante” ni por las acciones administrativas realizadas por la compañía.

El Parlamento rechaza una proposición del BNG para paralizar el ERE de la nedense Galicia Textil