Belén Toimil se asegura una plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio

Belén Toimil alcanzó la final del Europeo y logró la mínima olímpica
|

Un solo lanzamiento necesitó Belén Toimil para hacer historia. Unos pocos minutos le llevaron convertir el Campeonato de Europa en pista cubierta que desde ayer se disputa en la localidad polaca de Torun en una cita inolvidable. En el primero de los tiros que realizaba en la calificación del concurso de lanzamiento de peso, la mugardesa envió el artefacto hasta los 18,64 metros, lo que, de buenas a primeras, le valió para superar la marca necesaria para colarse en la final —que era de 18,40–, mejorar en casi 80 centímetros su registro personal –17,86– y pulverizar, por setenta centímetros, el récord español de la especialidad, en manos de Martina de la Puente desde 1996 con 17,94 metros.


Por si fuese poco, el lanzamiento de la atleta de Ferrolterra le permitió alcanzar la mínima necesaria –18,50 metros– que se requieren para acudir a los Juegos Olímpicos que se celebrarán este verano en Tokio.

La mugardesa, que reconocía en las últimas semana notar cómo mejoraba su técnica y la mecánica de lanzamiento día a día, soltó ayer un latigazo que le valió para firmar la tercera mejor marca de cuantas atletas participaban en la calificación, solo superada por la alemana Christina Schwanitz (18,86) y la bielorrusa Aliona Dubistskaya (18,74). Una clasificación directa que le permitirá competir hoy a partir de las siete de la tarde en la gran final del Europeo. Suceda lo que suceda en el concurso continental, Belén Toimil ya ha cumplido con creces todas las expectativas con las que acudía al evento.


Satisfacción

Exultante y natural, como ella lo es siempre, Belén Toimil reconocía que todavía iba a “tardar un par de días en procesar” todo lo que ayer consiguió con su magnífico registro. La atleta mugardesa, a la que le costaba dar crédito a su excelente marca –“Estoy flipando, pero muy contenta”– trataba de contener sus nervios consciente de que ese es, precisamente, su talón de aquíles: “No puedo ponerme muy loca, que mañana es la final y tengo que estar concentrada”, advertía a la vez que ponía el acento en el excelente estado mental con el que encaró la contienda como la clave de su éxito: “Ayer cuando vi la pista ya me encontré muy bien. Hoy entré alegre, tranquila y a lanzar como pudiese, solo pensando en sentir la bola en el cuello y darle al final... y así fue”, relataba.


Sin olvidarse en un momento de tal felicidad de su entrenador, Carlos Burón, Belén Toimil se mostraba satisfecha por ver que "al fin todo el trabajo que he estado haciendo está dando sus frutos. Yo sabía que podía lanzar más de 18 metros y ahí está". Hoy disfrutará de la final. l

Belén Toimil se asegura una plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio