El rey Juan Carlos paga 4,3 millones en su segunda regularización a Hacienda

|

El rey Juan Carlos ha presentado una declaración "sin requerimiento previo" por valor de 4.395.901,96 euros para saldar la deuda tributaria que tenía con Hacienda por el dinero del que se benefició de la fundación Zagatka para el pago de vuelos privados.

La regularización efectuada ante "las autoridades tributarias competentes" ya ha sido satisfecha e incluye intereses de demora y recargos, informa en un comunicado el abogado del rey emérito, Javier Sánchez-Junco.

"La presentación de las autoliquidaciones complementarias se corresponde con las rentas derivadas de la asunción, por la fundación Zagatka, de determinados gastos por viajes y servicios realizados por Su Majestad. de lo que podrían derivar determinadas obligaciones tributarias que han quedado regularizadas", añade la nota.

La fundación Zagatka fue fundada en 2003 por Álvaro de Orléans-Borbón, primo lejano de Juan Carlos I, quien le sufragó los gastos de los vuelos privados entre 2007 y 2018.

Se trata de la segunda declaración voluntaria presentada por la defensa de Juan Carlos I después de la cumplimentada el pasado diciembre para saldar una deuda con Hacienda por un importe de 678.393 euros. 


José María Aznar: "Si él no cree en la institución, cómo van a creer los demás"

El expresidente del Gobierno José María Aznar considera -en referencia a la regulación fiscal del rey emérito y a su elusión en el pago de impuestos- que si quien representa a una institución, como la monarquía, no cree en ella cómo va a creer el resto de la sociedad.

Durante una entrevista a Aznar que se emitirá este domingo en La Sexta, el expresidente del Ejecutivo deja claro que las sociedades se rompen cuando se deslegitiman las instituciones y ha avisado de que "la ley está para cumplirse".

"¿Cómo se rompen las sociedades? Pues deslegitimando a las instituciones, y si el que representa a la institución no cree en la institución ¿por qué van a creer los demás?", ha señalado Aznar.


Alfonso Fernández Mañueco : "La ley es igual para todos"

Preguntado sobre su opinión como inspector de Hacienda ante los problemas de Juan Carlos I con la Agencia Tributaria, el expresidente ha señalado que "no por ser inspector de Hacienda, sino por ser contribuyente, creo que las normas están para cumplirse".

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha respondido este viernes que "la ley es igual para todos" al ser preguntado por la segunda regularización fiscal que ha realizado el rey emérito Juan Carlos I.

En una rueda de prensa, Mañueco ha considerado que hay que aplicar la ley vigente "al rey Juan Carlos I como a cualquier otra persona".

Tras esta afirmación, el presidente autonómico ha realizado un "reconocimiento público a la institución de la Corona" y, en concreto, hacia el rey Felipe VI, a quien ve como "el símbolo de la unidad de la nación española".


Podemos lamenta la tardanza de la Fiscalía

El presidente de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha lamentado este viernes que las investigaciones de Hacienda y Fiscalía sobre el rey emérito se estén llevando con "tardanza" y "pasividad", sea o no de forma intencionada, y que de ello saque él provecho para regularizar su situación fiscal.

En rueda de prensa en la Cámara Baja, Asens ha considerado que "en dos ocasiones ya" Juan Carlos de Borbón ha podido "regular un dinero obtenido aparentemente de forma fraudulenta" y ha vinculado que esté "logrando garantizar la impunidad de sus presuntos crímenes gracias a esa tardanza".

"No estoy presuponiendo que esa tardanza sea intencionada", ha agregado, no obstante, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, En Comú Podem y Galicia en Común.

Asimismo, ha añadido que esa "falta de rapidez" en las investigaciones "permite al rey emérito eludir la acción de la Justicia" y que por ende "está pudiendo hacer lo que la mayoría de ciudadanos no puede hacer, que es regular sus presuntos delitos gracias a la pasividad de Hacienda y Fiscalía".

"Parece que actúa por encima de la ley y que es diferente en cuanto a la asunción de sus responsabilidades al resto de ciudadanos", ha apuntado Asens.

El presidente de Unidas Podemos ve un "fracaso" que la acción de la Justicia en este caso esté "paralizada", en vez de considerar que la regularización fiscal del padre del rey sea un ejemplo del riguroso Estado de derecho español, como ha dicho la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, una opinión sobre la que ha sido preguntado.

Por su parte, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha apelado de nuevo en un tuit a las palabras del líder de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, sobre la ausencia de normalidad democrática en España, que realizó en la reciente campaña electoral catalana.

Echenique ha señalado que aún habrá quien quiera "vender" que lo que ha sucedido con el rey emérito es normalidad democrática y ha incidido en que el padre del rey "confiesa" que "ha defraudado cuatro millones de euros mientras era jefe del Estado y representaba a España" y ahora trata de "regularizarlos para evitar el delito fiscal". 


Los técnicos de Hacienda temen que la lentitud de la Agencia le acabe librando

El sindicato de los técnicos del Ministerio de Hacienda Gestha han advertido este viernes de que el rey Juan Carlos I podría librarse de sus posibles responsabilidades penales y tributarias debido a la "lentitud" de la Agencia Tributaria (AEAT) y la Fiscalía del Tribunal Supremo.

En un comunicado, Gestha señala que la segunda regularización tributaria presentada por el rey emérito

-según ha comunicado su abogado, ha presentado una declaración "sin requerimiento previo" por valor de 4.395.901,96 euros para saldar la deuda tributaria que tenía con Hacienda por el dinero del que se benefició de la fundación Zagatka para el pago de vuelos privados- elevaría a más de 7 millones de euros las ganancias patrimoniales no justificadas de Juan Carlos I, de acuerdo a lo declarado hasta ahora.

Esta regularización, al igual que la primera, se realiza antes de recibir notificación formal de investigación, por lo que "la ley tributaria vigente respalda que el monarca emérito ya no habría cometido ninguno de los presuntos delitos agravados contra la Hacienda Pública" que se están investigando.

Gestha detalla que es posible presentar varias declaraciones fuera de plazo para regularizar la situación tributaria si se refieren a distintos impuestos o años no prescritos, que ahora serán analizadas para garantizar que la información es "veraz y completa".

En caso de que se demostrara que la regularización no es veraz y completa, el importe abonado se consideraría pagado a cuenta de futuras responsabilidades penales y tributarias.

En esta ocasión, los técnicos de Hacienda tienen "dudas" de que los hechos regularizados, por lo que instan a la Agencia Tributaria a abrir una investigación "como haría con cualquier contribuyente" para evitar incurrir en "dejación de funciones".

Una regularización tributaria consiste en la presentación de una declaración de cualquier impuesto extemporánea (fuera de plazo) siempre que no se haya recibido previamente un requerimiento ni de la administración tributaria ni de la justicia.

Para que la situación se considere regularizada es necesario reconocer el error cometido y abonar la deuda tributaria, unos requisitos que si se cumplen impiden que el contribuyente pueda ser sancionado o juzgado por ese delito fiscal.

En una regularización hay que abonar tanto las cantidades que no se pagaron en plazo como un recargo, que aumenta a medida que lo hace el retraso con respecto al fin del plazo: 5 % en los tres meses siguientes, 10 % en los seis meses siguientes y 15 % en los doce meses siguientes. Si la declaración se presenta más de un año después del fin de plazo, el recargo es del 20 % e incluye intereses de demora.

Una vez presentada la regularización, la administración tributaria o la justicia pueden investigar al contribuyente si tienen indicios de que la declaración no está completa, pero no se pueden perseguir irregularidades relacionadas con la deuda tributaria reconocida y satisfecha. 

El rey Juan Carlos paga 4,3 millones en su segunda regularización a Hacienda