Un cambio de acera que no es lo que se supone

|

GONZALO Caballero, el sobrinísimo, ¡eh!, no el torero que le pone ojitos a Victoria Federica, la futura infanta de Galicia –lo será en cuanto su hermano, Froilán, sea coronado rey– ha quedado muy tocado con la dimisión en bloque de nueve miembros de la dirección del partido en A Coruña. Tanto que ser le ha ocurrido reivindicar el buen trabajo que realiza el Gobierno municipal de Lugo. ¡Menudo disparate! La última de la alcaldesa lucense, Lara Méndez, la pupila favorita de José Ramón “O Garañón” Gómez Besteiro, es de las que se recuerdan per saecula saeculorum. Se ha gastado 3.200 euros en instalar una marquesina en un lugar donde no para el autobús urbano, que por esa calle circula en el sentido contrario. Eso sí, los peatones se lo agradecerán a la regidora, pues los días de lluvia tendrán donde refugiarse.

Un cambio de acera que no es lo que se supone