La Constitución es para cumplirla

|

El día 6 de diciembre los españoles celebramos el aniversario de la Constitución, elaborada por consenso por todos los partidos políticos y aprobada por la mayoría de los españoles.
Esta Constitución se entiende que nos tiene que unir a todos, y, basándose en ella, desarrollar leyes para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía (educación, trabajo, vivienda, justicia, etc.)
Como ciudadano que ha luchado en la calle por una democracia parlamentaria en este país, soy parte de esa mayoría silenciosa que vemos cómo, cada 6 de diciembre, se celebra el acto de la Constitución para sacar la foto, y no para analizar su cumplimiento. 
Sobre el tema de la unidad de España está perfectamente reflejado que España es una monarquía parlamentaria en la cual hay 17 autonomías, por lo tanto, pienso que nunca se puede romper la unidad del país.
Pero lo que más me preocupa como ciudadano de a pie son el desarrollo de los artículos que hacen referencia al mercado laboral y a la vivienda.-
1º.- Sobre el derecho de que todos los ciudadanos tenemos derecho a un puesto de trabajo digno con un salario decente, pienso que con las actuales leyes vigentes, como los contratos por horas, por ejemplo, miles de personas que trabajando son pobres, el país con más desigualdad en Europa, etc. no se está aplicando la Constitución en esta materia.
2º.- Sobre la vivienda, dice que todos tenemos derecho a una vivienda digna, y viendo la realidad social, me siento indignado por lo que está pasando en mi país.
¿Qué país que mira por el bienestar de los ciudadanos permite los deshaucios salvajes que se están cometiendo, lo cual provoca que personas tengan que dormir debajo de un puente (ancianos, niños…) por no pagar la hipoteca; y además del deshaucio, tengan una cuenta pendiente con la entidad bancaria, a la cual se la premia con un rescate aproximadamente de 50.000 millones de euros que nunca van a devolver a la Hacienda pública de todos los españoles?
Pero el acto más inconstitucional en esta materia se hizo en Madrid, con las viviendas sociales vendidas a un fondo buitre por la señora Botella, sin comunicárselo a sus ocupantes, y al convertirse en viviendas de libre mercado, no pueden pagarlas y tienen que abandonarlas.
Estos son ejemplos más que suficientes para que los ciudadanos de a pie pensemos que lo importante no es la reforma de la Constitución, sino su aplicación, pues con la reforma que se está proponiendo no es para el bienestar de la ciudadanía, sino para que algunos políticos tengan más poder. 
Igual que en los años 70-80, cuando una mayoría del pueblo (ciudadanos de a pie) luchamos por la democracia, creo que es el momento en que la mayoría de los derechos que se están perdiendo tomemos conciencia y exijamos respetar la Constitución que tanto sudor y lágrimas nos costó.

La Constitución es para cumplirla