La limosna de quien más las repudiaba

|

Tiene cierta coña que a Pablo Echenique, uno de los que más cargó contra Amancio Ortega por su “lismona” para la sanidad pública, se le haya ahora ocurrido que los diputados donen el 50% de su sueldo al Tesoro Público, para ayudar a financiar la lucha contra el coronavirus. Un bonito gesto que llega del partido que justo cuando tocó poder se levantó ese demagógico límite salarial (que, además, nadie cumplía). Está bien que Echenique considere que las donaciones ya no son limosnas y está bien que se mire en el espejo de Ortega, que ya lleva donados 63 millones contra el coronavirus.

La limosna de quien más las repudiaba