Echenique y las feromonas

|


EL tierno herbicida Pablo Echenique –“Soy muy del amor y esas cosas, pero la mala hierba hay que arrancarla”– le ha cogido gusto al oficio de casamentero. Hace una temporada montó una campaña para buscarle novia a Facundo, un mareante que se apuntó feliz a un programa televisivo de citas y al que la chica que le tocó en suerte dejó tirado en cuanto conoció sus ideas políticas : “¡Madre mía!, esto se acabó”, proclamó ella. Ahora su fino olfato para las feromonas le ha permitido descubrir que “entre Iglesias y Errejón hay tensión sexual a lo ‘Expediente X’”. Tremenda afirmación, que, además, revela que la dieta catódica de Echenique no solo incluye los culebrones venezolanos que prescribe el credo de Podemos sino también las series americanas. ¿Verá también Mujeres, hombres y viceversa?

Echenique y las feromonas