Una conexión wifi un poco cara de más

|


INTERNET llega y lleva a todas partes. De Estocolmo a Johannesburgo, de Teherán a Caracas, de Burela a O Saviñao... que se lo pregunten a una vecina del segundo de estos municipios a la que le han cobrado facturas de una conexión a la red que usan en el primero de ellos. Ella contrató el router wifi, pero nunca lo recibió, ya que la empresa de transporte lo entregó por error en A Mariña y el “agraciado” no ha dejado de utilizarlo de gratís... Como para no querer dar la espalda a la tecnología.

Una conexión wifi un poco cara de más