¿Extinguimos a los mosqauitos?

|

Cada año los mosquitos matan a 725.000 personas al año, al ser los transmisores de enfermedades como la malaria, el dengue, la fiebre amarilla o el zika entre otras. Ningún otro ser vivo, ni siquiera el hombre, es el causante de tantas muertes. Y este no es un problema que vaya a menos. Sin ir más lejos, la OMS cifra en 216 millones los casos de malaria producidos en el año 2016, 5 millones más que el año anterior. Es la primera vez en veinte años que se produce un incremento en estas cifras.
Por eso, la noticia de que en un laboratorio han sido capaces, mediante edición genética, de eliminar a una población de mosquitos transmisores de malaria supone todo un hito y abre la puerta a una posible solución consistente en liberar estos mosquitos modificados genéticamente para erradicar a las poblaciones salvajes causantes de la transmisión de enfermedades.
¿Pero es ético eliminar a una población de mosquitos para evitar enfermedades en el hombre? No es que el ser humano no sea la causa de la extinción de muchas más especies, sin embargo esta sería la primera vez en que lo haría de forma voluntaria y consciente.
Hay que tener en cuenta que aunque nos puedan parecer molestos, los mosquitos no dejan de jugar un papel en el ecosistema. Forman parte de la cadena trófica, sirviendo de alimento a muchas especies. Y los machos, que no pican y no transmiten enfermedades, también son polinizadores ¿Sacar una pieza del engranaje, aunque sea tan pequeña como el mosquito, puede hacer colapsar todo el sistema? La respuesta a esta pregunta no es sencilla. Si bien es cierto que muchos de los depredadores que se alimentan de mosquitos también lo hacen de otras especies, su desaparición supondría menos recursos en general.
Así las cosas, no pocos son los investigadores que reclaman que sería mucho más útil seguir trabajando en buscar vacunas o tratamientos más eficaces contra las enfermedades que los mosquitos transmiten. Su extinción no aseguraría de forma tajante que la malaria o el dengue dejaran de propagarse, ya que es posible que otras especies ocupasen el papel de vectores de transmisión de los parásitos y los mosquitos habrían desaparecido en vano. Y mientras, es importante seguir con campañas que potencien el uso de mosquiteras o controlar sus poblaciones mediante el tratamiento de las aguas estancadas para seguir lidiando con los mosquitos por muchos años.
 

¿Extinguimos a los mosqauitos?