El diagnóstico de Llamazares

|

 


GASPAR Llamazares, político y médico o médico político –¿qué fue antes el huevo o la gallina?–, combina sus dos vocaciones al emitir un juicio sobre las elecciones: “Hay quien por no mirar los errores propios, recurre al enemigo interno, a las encuestas o al pucherazo”. Acertada disección sobre el comportamiento de Ni Unidos Podemos. Pero aún sigue y aprovecha para sacudirle a Garzón, no Baltasar, sino el tal Alberto, su compañero en IU: “Actuó con precipitación y con frivolidad”. ¿Candidato a premio Nobel de Medicina o a la Medalla de Oro del Congreso?

 

El diagnóstico de Llamazares