ETA se acabó

|

La oposición que el PP ejerce contra el ejecutivo, tiene visos de un cinismo obsceno. En la negociación de los Presupuestos, echan en cara al Gobierno que hayan sido aprobadas las diligencias preliminares con los votos de EH Bildu. Hace unos días, la montaron por el acercamiento de presos de ETA al País Vasco. Y es aquí donde quiero detenerme. Aznar, que no es sospechoso de bolchevique, acercó a 135 miembros de ETA al País Vasco. Su ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, afirmó que había que ser flexibles. En aquellos momentos se negociaba con ETA su disolución, después del secuestro de Ortega Lara en el 96 y del asesinato de Miguel Ángel Blanco, en el 97. El director general de la Guardia Civil afirmó que ese cuerpo no se oponía a las negociaciones. Es decir, que cuando ETA todavía mantenía su macabra actividad, tenía toda la consideración para la negociación por parte del gobierno de Aznar.

Más tarde, Javier Maroto, a la sazón alcalde de Vitoria, en el 2013, defendía junto con Borja Semper, dirigente que fue del PP vasco, y que para mí es uno de los dirigentes de esa formación más dialogante, como un gran paso en democracia, poder pactar con Bildu. Hay mucha gente en Bildu, que ha buscado la paz desde el principio, llegó a decir. A Andrea Levi, se le conocen manifestaciones tendentes a celebrar los pactos entre Maroto y Bildu. ¿De qué estamos hablando?

Hoy, después de 10 años de su disolución, Eta sigue siendo una excusa para atacar frontalmente al gobierno. El problema para el PP, es no haber sido ellos los que consiguieran la desactivación de ETA, sino Zapatero, a pesar de los esfuerzos que hicieron, reuniéndose con la banda, al más alto nivel, dentro y fuera de España. ¿Suiza, por ejemplo?

Hoy no hay ETA. Está EHBildu, partido legal y elegido por una buena parte del pueblo vasco. Y está en el parlamento con todos los derechos reconocidos, como cualquier otra formación, y esos derechos le dan la potestad de elegir. Unas veces en contra, y otras a favor. ¿Sería más lógico que votaran la opción del PP, en unos presupuestos que llevan ya cuatro prórrogas?

Ni el PP ni parte de los barones del PSOE pueden rasgarse las vestiduras por ese apoyo.

Todos ellos negociaron y aconsejaron para que dirimieran sus diferencias en el Parlamento. No los hagáis volver al pasado. Sed consecuentes.

 

ETA se acabó