Los comportamientos radicales van ganando terreno en España

|

FELIPE González y Juan Luis Cebrián sufrieron la ira de la turba estudiantil, que les impidió participar en un acto universitario. Este hecho ocupó grandes titulares en todos los medios. Sin embargo, a diario se producen situaciones similares, que no despiertan tanto interés mediatico. Sin ir más lejos, el pasado jueves, los diputados catalanes de Ciudadanos Inés Arrimadas, Fernando de Páramo y Carlos Carrizosa, tuvieron que salir escoltados del Parlament bajo los gritos e insultos de los asistentes a una manifestación independentistas. Ayer mismo, en Alsasua, familiares de víctimas de ETA sufrieron el mismo trato por parte de los amigos de los terroristas que se manifestaban pidiendo que la Guardia Civil salga de Euskadi. Energúmenos los hay en todos los lados.

Los comportamientos radicales van ganando terreno en España