LA CUESTA DE MELLA

|

Varios fueron los gobiernos municipales que prometieron recuperar la Cuesta de Mella, en clara decadencia desde hace décadas, sin avanzar en modo alguno en el proyecto. Hoy podemos decir que ya no es una promesa más. Que es una obra licitada y adjudicada por el gobierno local, que comenzará en las próximas semanas y que permitirá saldar una deuda histórica con una de las zonas más privilegiadas de la ciudad. La actuación permitirá dignificar el entorno de San Francisco recuperando unos jardines que llevan décadas abandonados, sin que nadie haya aportado solución alguna en todo este tiempo. La actuación que promueve la concelaía de Urbanismo que dirige Guillermo Evia es una actuación  integral, y no un mero parche, como siempre había ocurrido en Ferrol.
La obra de Mella permitirá convertir los Jardines de San Francisco en un digno mirador sobre los Arsenales militares acorde con los tiempos que vivimos, y permitirá además recuperar los bajos, donde se instalará un centro de interpretación de la ciudad y una oficina de información turístinca que atenderá a quienes nos visita  La obra de la Cuesta de Mella permitirá además mejorar la conexión de San Francisco con la Plaza del Carbón, abriendo una nueva puerta de acceso a A Magdalena desde Ferrol Vello.
Se trata, en definitiva, de poner en valor el patrimonio urbano de una ciudad que necesita de un gobierno local que apueste decididamente por recuperar y poner en valor zonas de las que disfrutaron nuestros padres, y que el olvido y la desidia municipal dejaron morir lentamente. Me refiero al parque Reina Sofía, que hoy revive gracias al impulso municipal, o a la Cuesta de Mella, que en unos meses volverá a ser polo de atracción para propios y extraños.
Tenemos motivos para estar orgullosos de una ciudad como la nuestra que surge del impulso creador de la Ilustración, y que cuenta con un gran patrimonio artístico y también urbanístico. Un patrmonio que constituye toda una oportunidad de futuro si sabemos hacerlo bien. Ahora toca a las administraciones apostar decididamente por la conservación de nuestro patrimonio y ponerlo en valor. Como se ha hecho con el parque, o como se hará ahora con la cuesta de Mella.

LA CUESTA DE MELLA