La rica Tita y los pobres árboles

|

EL hueco que la evasión de “Cuéntame” dejaría en la parrilla de TVE se podría cubrir con un remake de “Los ricos también lloran” protagonizado por Tita Cervera. La baronesa ya ha empezado a hacer méritos para ganarse el papel de protagonista –acaba de confesar que “ser rico es muy difícil; conlleva mucha responsabilidad”– y como en los setenta, aprovechando el boom del destape, ya hizo sus pinitos en algunas películas, con darle un repaso al método Stanislavski lo bordaría. Si el proyecto no saliese adelante, le quedaría otra buena alternativa: reanudar su carrera de defensora de los árboles, aquella que inició al grito de “No a la tala” cuando Gallardón merodeaba por el paseo del Prado con una motosierra, y darse una vuelta por Sadadarriba. Allí, en una zona que no era la Amazonía, pero tampoco la estepa rusa, se acaba de perpetrar un arboricidio tan terrible que el lugar parece ahora el parque del pueblo natal del Putin... y el Concello, tan feliz. ¡Menudo cuadro!

La rica Tita y los pobres árboles