La gran debilidad de Estados Unidos

|

El juicio que se está celebrando en Estados Unidos contra Pablo Ibar demuestra claramente una de las grandes flaquezas del sistema judicial norteamericano. Durante las vistas, se ha comprobado cómo se manipularon pruebas y hasta testigos para acusarlo. Un detective llegó a pagar mil dólares por un falso testimonio, según admitió uno de los comparecientes. Y, sin embargo, Ibar ha pasado dieciséis años en el corredor de la muerte. Solo el tesón de su familia, que consiguió el dinero suficiente para pagar un buen abogado, puede devolver la libertad a este hombre que, claramente, es inocente.

La gran debilidad de Estados Unidos