MENOS TREN QUE NUNCA

|

La decisión de FEVE de suprimir un total de 29 paradas en la línea que cubre entre Galicia y Asturias deja en tan solo tres las estaciones de las comarcas de Ferrol y Ortegal que mantendrán el servicio. La polémica es la de siempre. Se justifica la reducción ante la escasa demanda, pero parece más que evidente que la ausencia de apeaderos incrementará incluso más la disposición del usuario a recurrir a esta línea. Con Renfe pasó otro tanto. Seguimos teniendo las líneas de Galicia que más tiempo emplean en comunicar poblaciones importantes, lo que aleja toda posible demanda en beneficio del transporte por carretera cuando lo que se “vende” es aquello de incentivar y promover el empleo del ferrocarril, menos contaminante y, a pesar de todo, más que seguro que ningún otro medio. Lo que está claro es que no se va a donde no hay forma de poder ir.

MENOS TREN QUE NUNCA