Los lumes y los votos

|

EL exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares, en cuanto husmea votos se lanza de cabeza a por ellos, aunque con ellos demuestre su falta de principios. Nada nuevo, en el fondo, pues con su actitud ante el referéndum catalán ya confirmó que no recuerda ni los principios generales del Derecho que estudió en sus años universitarios, así que cómo no iba a hacerlo con la vaga de lumes. Ana Pontón, el rostro humano del Beneguai, fue más sensata, quizá porque sabe lo que sufrió su compañero Suárez Canal cuando en su etapa de conselleiro durante la Xunta bipartita le toco lidiar con otra terrible oleada de incendios forestales. La voceira aseguró que la prioridad es apagar los fuegos y después iniciar una reflexión para determinar qué tiene que cambiar en la política forestal. Esas modificaciones y la nueva calificación jurídica del delito de incendio, con el consiguiente aumento de pena, como pide Feijóo, deberían ser la base de la futura estrategia en el sector y con ello se pondría coto a la actuación de los depredadores de votos.

Los lumes y los votos