Real y virtual

|

Dicen que la Justicia es ciega, porque le cubre los ojos una venda; pero de ciega, nasti de plasti. Es más, creo que a veces mira por debajo de ella, para saber de qué va la cosa, y de quién va. Un ejemplo: Para enchiquerar a los independentistas catalanes, la Justicia se dio una prisa de carajo; pero para dictar sentencia en el caso Nóos, con un conocido exdeportista implicado, lleva desde el 22 de junio de 2016 sin decir ni pío. Debe ser difícil de cojones sentenciar el asunto. Otra cosita: Los políticos catalanes presos en Estremera, presentan “riesgo de fuga”, mientras el exdeportista está libre y vive tan ricamente en Suiza en “riesgo de no volver”. ¡Ah, la importancia de los matices de la Justicia! Que unas veces corre que se las pela, y otras parece que se la p… mientras corre.
Algún que otro nacho real dice que todos somos iguales ante ella; pero algún que otro nacho virtual postula lo contrario. Vayan ustedes a saber quien miente.

Real y virtual