Pauliña Quinteiro sentó cátedra

|

Fred Astaire y Ginger Rogers formaron una de las mejores parejas de baile de la historia del cine. Pero sabían donde tenían que dar los pasos, sin exponerse a un tropezón con la Policía. Todo lo contrario que dos chavales arousanos, uno de ellos de 17 años, a quienes les dio por destrozar los retrovisores de dos coches y bailar sobre el capó de uno de ellos. El menor fue detenido y se negó a dar la identidad de su pareja de baile. Mejor el silencio que ser un chivato, es verdad; pero es preferible que encaminen su carrera hacia otras actividades, salvo que quieran hacer carrera política como Pauliña “Carglass” Quinteiro. Anda que si ya ficharon por la cantera mareante...

Pauliña Quinteiro sentó cátedra