La gota y el océano

|

Más de una vez he puesto pingando a ricos, no por lo que tengan, sino por falta de solidaridad con personas necesitadas de ayuda. Seres como personas con hambre, enfermedad, discapacidad, etc. Hoy rompo una lanza en favor de algunos como Bill Gates, Amancio Ortega, o Ronald McDonald. Voy a centrarme en Ronald McDonald y sus casas solidarias. 
En España tiene cuatro, y su función es dar un hogar fuera del hogar, de modo totalmente altruista, a personas que no pueden arrostrar gastos de residir lejos de sus casas para cuidar a sus niños enfermos, hospitalizados en distintos centros del país. Me importa un rábano saber cuál sea la motivación última del sr. McDonald (publicitaria, fiscal, u otras) o que el porcentaje de la inversión en sus casas puede ser una gota en el océano de su riqueza, pero su  acción es un generoso y humanitario océano en cada gota: Cada una de las personas a las que acoge en sus casas. Gracias por ello, sr. McDonald.
 

La gota y el océano