La UTE rupturista estoupou y nace el grupo mixto

|

EL ahora televisivo Fortu era heavymetalero a principios de los ochenta. Su grupo se llamaba Obús y su primer éxito fue “Prepárate, va a estallar el obús”. Con esa costumbre tan hipster de rescatar del baúl de los recuerdos todo lo que sea útil, a alguien le dio por recuperar la canción y convertirla en la banda sonora de En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué. Pero el obús non daba estoupado. Non daba estoupado, hasta que ayer estoupou y el exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares, del ganchete de sus tres único colegas, se marchó al grupo mixto. ¿No somos rupturistas? Pues hay que romper. Ahora bien, la culpa del estallido no es suya, sino más bien de la otra facción a la que Martiño “2.0” Noriega y Tone Gómez-Reino, el vicario de Pablo Iglesias na terra, llevan meses y meses azuzando con la aguillada. Dicen que al instante siguiente a su triunfo ya abrieron el debate para rebautizar el grupo y que la denominación que cuenta con más apoyo es En Común Galicia Unidos Podemos Comemos Bebemos y los Experimentos con Gaseosa La Casera. Es el peaje  espanhol.

La UTE rupturista estoupou y nace el grupo mixto