::: VIERNES :::

|

 EN su diaria perorata Feijóo ha estimado prematuro adoptar alguna decisión sobre el futuro de la diputada Paula Prado que va a ser investigada (no ha sido imputada todavía) por el TSXG por presuntos delitos de fraude y tráfico de influencias. Tiene razón: primero tendrá que declarar la afectada y después hablarán los jueces. A Pepe Blanco, por lo de Dorribo y la gasolinera, ni tan siquiera le interrogaron…

  LA CIG largó ayer un bombazo, utilizando armas anónimas, contra el exdirector general de Caixa Galicia y su familia. Denuncia que su mujer adquirió, días antes de la fusión caixera, inmuebles propiedad de la entidad a precios reducidos. Desde Pontedeume, donde habita el financiero jubilado, rechazan los cargos e invitan a los divulgadores a llevar los papeles a la fiscalía, que es lo pertinente en estos casos…

 TAMBIÉN al obispo de Alcalá le zurró ayer Rajoy por la retirada de la ley del aborto: asegura que está infectado por el virus del “lobby gay”. No precisa el santo prelado quienes son los integrantes de esa curiosa logia que maneja al PP

::: VIERNES :::