LAS CALLES COMO OBJETIVO

|

El gobierno municipal de Ferrol parece tener claro que la ciudad no se sostiene en muchos aspectos en cuestiones urbanísticas y que el estado de sus calles corre parejo al de muchos edificios. El hecho de destinar 1,2 millones de la partida de remanentes del pasado ejercicio a este apartado indica una clara disposición a saldar una de las numerosas cuestiones que preocupan a los ferrolanos, hartos de transitar por vías en que es del todo insólito no encontrarse con algo más que simples baches. No faltan las críticas a que, en una ciudad con datos demográficas que vapulean a la ciudadanía en materias como el desempleo o las necesidades más perentorias, se aplique el ahorro en vez de solucionar lo más urgente. Lo mismo sucedió con la inversión en la plaza de España. Tampco sobra quien vea en tal decisión una intencionalidad clara a poco más de un año de las municipales.

LAS CALLES COMO OBJETIVO