Caballero le da en toda la crisma a Puigdemont

|

EL todopoderoso Caballero, don Abel, anda ya por los 71 –casi un chaval en comparación con el ya octogenario Beiras–, así que tuvo tiempo de vivir en primera persona lo que fue la España de Franco. De hecho, cuando murió el dictador, el alcalde de Vigo –por entonces aún no lo era– tenía 29 años y era un enardecido militante del Partido Comunista. El lunes asistió en Madrid a una reunión de urgencia convocada por Pedro “La sonrisa” Sánchez para mostrar el apoyo del partido a los alcaldes socialistas de Cataluña a los que los independentistas han puesto en el punto de mira e interpretó el papel del abuelo Cebolleta. “Yo viví los tiempos de Franco, con él también se votaba, pero aquello era fascismo puro”. Acertó de pleno el regidor olívico con esa afirmación, que seguro que a Puigdemont no le hizo ninguna gracia; pero es lo que hay.

Caballero le da en toda la crisma a Puigdemont