Malas noticias

|

espués de un recorrido por Cuba, Venezuela y otros lugares igualmente ajenos a los representantes reunidos en el Parlamento madrileño, nos habló de Franco, pero no de la lista de pobres que atiende el padre Ángel. Y es que hay silencios que son gritos y hay eructos que huelen mal. 
Después de repasar la biografía de un rival que ese día no se examinaba, silencio sobre la Púnica, su patrimonio en cuestión y sus amistades peligrosas, el  acto de toma de posesión lo convierte una muestra de cinismo. 
La triple derecha –PP, Cs,Vox–hereda toda la miseria de corrupción e inaptitud de la que ha conseguido privatizar la sanidad, empobrecer la educación, malvender el patrimonio (el ejemplo más contundente es la operación Botella-Aznar con las viviendas sociales vendidas a un fondo buitre) y, todos juntos en unión, emporcar más una autonomía famosa por el número de sus charcas .Si tienen dudas busquen en internet “casos de corrupción en el PP” y encontrarán más de un centenar donde con los clásicos (Gurtel, Púnica, Bárcenas, Lezo, etc) hay, provincia a provincia u7na larga lista…
Malas noticias, pues Vox incluyó su agenda en el programa de Ayuso; legalizar las mañas del grupo neonazi Hogar Social –comedores solo para españoles– y mecanismos para vigilar la escuela pública, en contra del espíritu de la Constitución. 
Malas noticias, pues Casado, embarcado en una carrera suicida para proteger su liderazgo, acomoda su discurso a las necesidades del mercado con declaraciones generalistas, recetas manoseadas en lugar de programas específicos para la ocasión y el momento. Y así no hay un plan en defensa del medio ambiente; un estudio riguroso sobre políticas de ayuda a la familia, programas para regular la inmigración, etc., etc. Acompaña al PP y, por tanto, se suma al ideario de Vox, la banda de Rivera (por usar una expresión que le resulte familiar) también, con eso de seguir una vía neoliberal que muchos confunden con el fascismo posmoderno, conduce a toda velocidad hacia una política que se fía de la lógica del mercado apartándose de los problemas cotidianos de sus conciudadanos.
La victoria de las derechas en Madrid, responsables de una serie de tropelías, se suma a la de un nombramiento en Andalucía: el primer premio a la hermana del presidente de aquella comunidad autónoma. Nos recuerda algo parecido por estos pagos y nos retrotrae a los  empleos repartidos por la saga Baltar. Nada cambia. Mala noticia

Malas noticias