La extraña política de cantera de Rivera

|

El trabajo de cantera en Galicia se limita al que hacen el Fabril y el Celta B, porque lo que es en política... Fraga siguió yendo al despacho hasta que le aguantó cuerpo; los nacionalistas de la nazón de Breogán mantienen activos a dos santones jurásicos como los ya octogenarios Beiras (82) y Méndez Ferrín (80). Albert Rivera, el político antes conocido como Adolfo Suárez, se apuntó a esa moda, con moderación, como todo en él, pues no se fue a buscar por las residencias gerontológicas, sino que para reconstruir la franquicia enxebre de Ciudadanos –habría que decir construir, porque explanó el terreno, pero ni puso los cimientos– le dio por contratar a políticos rebotados de otros partidos. Y debió gustarle, porque ha extendido la estrategia al resto de las Españas. La lista de las europeas parece la convocatoria del seleccionador del resto del mundo, pues incluye a Soraya Rodríguez, ex PSOE; a Maite Pagazaurtunda, ex UPyD; y a José Ramón Bauzá, ex PP. Anda que si las cosas le van a mal a Podemos y en el futuro ficha a Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias... Un viaje como el que en su día protagonizó Jorge Verstrynge, pero en dirección contraria.

La extraña política de cantera de Rivera