Dividirse España como un cortijo

|

Más País, la formación de Íñigo Errejón, está levantando ampollas allí por donde pisa. Los últimos en mostrar su malestar contra el ex de Podemos fue una de las marcas de la formación de Iglesias, en concreto los comunes catalanes. A estos parece que no les hace ninguna gracia que la papeleta con la cara de Errejón (así lo decidió la formación) también se pueda depositar en las urnas de Barcelona. Está claro que estos rupturistas asumían que la provincia catalana era su cortijo y que nadie les podía hacer sombra. Ahora que los puestos en Madrid ya no están seguros, seguro que hay puñaladas por subir en las listas.

Dividirse España como un cortijo