JORNADA FUNESTA

|

No podía haber terminado peor el mes de agosto en la comarca con el fallecimiento, en una única jornada, de tres personas en dos accidentes de tráfico. El más trágico se produjo en A Capela, que se saldó con el fallecimiento de dos personas, un anciano y su hija, que conducía un vehículo para los que no es necesario poseer el carné de conducir. El motorista que impactó con este resultó con heridas graves, lo que determinó su traslado al Complejo Hospitalario de A Coruña. Una vez más, en la diana se sitúan estos pequeños coches y la normativa sobre su conducción. Algo a lo que sin embargo no es ajeno el resto de conductores, como el que ayer también arrolló y mató a un vecino de Narón. Tras darse a la fuga, fue localizado el autor del atropello. En este caso, corresponde a la justicia imponer las sanciones más duras ante la omisión del obligado auxilio.

JORNADA FUNESTA