Hay mucho que decir

|

En los últimos días, con el presidente de Francia  de testigo y en el Parlamento, con la tele levantando acta, el aún presidente de Gobierno español respondía a las preguntas de los periodistas con un “no hay nada que decir”. Se refería al caso de la financiación con “B” de su partido (en cuantas visadas por el presidente, o sea, Mariano, el que nada tiene que contar) las cifras del paro (sobre las que mintió Rajoy) y un amplio etcétera que no solo cabrea, sino que también avergüenza, al ciudadano español.
Y sobre Rajoy y su paso por Moncloa Hay mucho que decir. Tal vez lo mejor, lo más esclarecedor, sea recoger parte del artículo de Roberto Centeno en “El Confidencial”, que inicia el relato con una verdad indiscutible: “Desde el engaño masivo del programa electoral hasta su etapa ha pasado a la mentira constante en su acción de gobierno”
Llega al detalle, con cifras y letra gruesa, deteniéndose en el rescate a la banca “incompetente y corrupta, la gran culpable de nuestro desastre y que significó millones y millones de pérdidas, pues el dinero obtenido en Europa (a 0,5%) lo multiplicaron al adquirir deuda pública al 3,5% en lugar de destinar el dinero –que para eso era el rescate!– a la ayuda a las empresas y las familias con lo que esta operación significó la ruina de los españoles”.
No hará falta decir que con Rajoy en Moncloa este país consiguió el triste récord de ser el de mayor desigualdad social de toda la Unión Europea.
La diferencia entre ciudadanos es siete veces superior que hace dos años. El número de personas en situación de pobreza aumentó en más de un millón mientras el de millonarios creció un 13%, que poniéndole cara nos dan casi medio millón de ciudadanos y ciudadanas. Este Gobierno –ilustra Roberto Centeno– “destina el grueso de los recursos públicos a un 9% de la población, mientras el 91% restante resulta esquilmado y endeudado por unos gobernantes que son auténticos bandidos sociales”.
Hay mucho que decir ante los silencios obscenos del máximo gobernante. Resaltar que los pensionistas perderemos un 18% de poder adquisitivo en los próximos cinco años y que en esta etapa se ha perpetrado el mayor recorte salarial en cien años. Entre un 10 y un 18%.
Ante el silencio, la denuncia constante.

Hay mucho que decir