Los socialistas ya piensan en reconsiderar el “no” a Rajoy

|


¡MENUDO fin de semana! A Rajoy le han salido de pana los días de descanso en el paraíso del trilingüismo armónico, Sanxenxo, Sanchencho, Sangenjo, según se emplee el gallego, el castellano o el koruño, los tres idiomas más hablados en el lugar. Se dio el paseíto por la Ruta da Pedra e da Auga con su amigo José Benito Suárez Costa, marido de Ana Pastor, disfrutó de los Juegos Olímpicos y aun encima los socialistas admitieron por primera vez la posibilidad de reconsiderar su “no”. Vamos como para trasladar el palacio de la Moncloa a O Salnés y desde allí gobernar el país. Ahora bien, también debería darle las gracias a Garzón, no a Baltasar sino al tal Alberto, pues seguro que su propuesta de Ni Unidos Podemos y el PSOE empezasen a negociar una alianza para formar Gobierno precipitó la decisión de los socialistas de abrir la puerta a la decisión de facilitar la investidura del líder del PP.

Los socialistas ya piensan en reconsiderar el “no” a Rajoy