La economía, como un tiro

|

La economía española sigue como un tiro. El PIB creció un 0,8%, el doble que Alemania, y además lo ha hecho con sustancia. En tasa interanual, el aumento es del 3,2%. Las exportaciones, la inversión en bienes de equipo y el consumo han sido decisivos. Sin embargo, también hay que anotar la caída del consumo público. Un gobierno en funciones tiene muy limitadas las posibilidades de elevar el gasto. Con el gobierno en funciones la economía sigue creciendo y consumidores y empresarios parecen haber perdido el miedo a un mal gobierno
La pregunta clave se la hacía esta semana el ministro de Economía al conocerse los datos. El crecimiento va muy bien, pero ¿cuánto podríamos haber crecido con un gobierno estable y responsable? Podemos intuir que si España contara desde hace meses con un ejecutivo dispuesto a seguir con las reformas, nos habría ido mucho mejor. Y podemos constatar ya con datos lo que está ocurriendo con la inversión y el empleo en ciudades como Madrid o Barcelona donde gobiernan los populistas con el apoyo del PSOE.
Es probable que el viernes Mariano Rajoy no salga investido si no hay algún cambio en los apoyos, que ahora no se vislumbra. De ser así, perderemos otros dos meses como mínimo y 2016 habrá pasado sin que se haya podido hacer ni una sola reforma que apuntale los datos de los que hablábamos al principio. No me cabe la menor duda de que alguien pagará por ello.

La economía, como un tiro