Si yo fuera juez

|

Hechos: 1º.- El día de autos, la acusada, voraz ninfómana, siguió,  acorraló, y metió a la fuerza a cinco hombres (que profesaban castidad perpetua), en un portal, y dio rienda suelta a su voraz instinto 2º.- No pudiendo ellos reaccionar, por pánico y shok colectivo, la acusada violó a mansalva, y dio sebo y manteca de cacao a los cinco pavos, con fundamento.  3º.- Con total desprecio, la acusada les meó encima mientras decía: “No aguantáis nada pichas frías” y huyó dejándolos a su suerte. Por tanto: Vistas y oídas las pruebas “testiculares” y periciales, Fallo.- Que debo condenar y condeno a la acusada, a pena de nueve años de privación de libertad por cinco delitos de violación “en manada”, A cinco  por desprecio de sexo, y a tres por  abandono de portal. Los demandantes quedan en libertad, obligados a usar cinturones de castidad delanteros; (por detrás que les den), y evitar posibles ataques de otras mujeres. Y así, lo sentencio y firmo. Daos fraternalmente la paz. Podéis ir en paz.

Si yo fuera juez