¡Enhorabuena!

|

Por fin las cosas van bien. No hay listas de espera en los hospitales y se atiende a toda la población sin distinciones ni copagos, las becas alcanzan a todos los niños con necesidades económicas, la creación de empleo es fuerte y el consumo se ha recuperado. Navantia tiene encargos ya comprometidos en firme, la plantilla se ha reforzado y las auxiliares están en máximos de contratación, Ferrol presenta unos viales impolutos, sin baches ni aceras con losetas sueltas. El comercio minorista crece de tal forma que los locales comerciales han disparado su precio de alquiler y ya cuesta encontrar uno libre. Las calles del centro de la ciudad rebosan de gente ávida por comprar, por gastarse sus saneadas nóminas. La crisis no es más que un mal recuerdo del pasado. Los políticos han cumplido, han hecho bien su trabajo, pero ¡si hasta parecen más altos! Debe ser la felicidad. Y ahora, por favor, no miren la fecha de este diario y que hoy no termine nunca.

 

¡Enhorabuena!