O mariscazo

|

Bien sabido: Durante la fiesta de O Marisquiño, el dichoso paseo sobre el puerto de Vigo, se fue a tomar por saco al no resistir el peso de los asistentes a la fiesta. Al margen de si fue un accidente, previsible o no, por su deterioro estructural, por falta de inspecciones y mantenimiento, o por mangancia de quienes deberían mantenerlo en buen uso, hay algo despreciable. En efecto: Tanto la autoridad portuaria como municipal, en lugar de manifestar su pesar por las víctimas del siniestro, se liaron la manta a la cabeza culpándose uno a otro como responsables últimos del  desplome del tinglado ese. Accidente que ya se llama O Mariscazo, como golpe que te puedes llevar si vas a la fiesta del Marisquiño. Vanos: un hostiazo en toda regla, del cual tendrá que dilucidar un juzgado quién fue el responsable.. Una cosa está clara: Tanto en el viaducto de Génova, como en el asunto de Vigo, las obras se caen por la ley de la gravedad. Lo cual es muy grave, cuando las hacen para que no se caigan.
 

O mariscazo