El costoso castigo de tener un hijo travieso

|

UN niño travieso le puede salir muy caro a su padre en Alicante. Guanyar Alacant, que así se llama la marca blanca que por allí se montó podemos y que gobierna con el PSOE y Compromís, ha decidido que el estrés es muy malo para las palomas y ha decidido que espantarlas se castigue con una multa de 210 euros. Con lo que les gusta a los niños correr detrás de las palomas puede ser terrible. Pero también le pueden caer otros 210 euros al dueño de un perro al que se le ocurra asustarlas con un ladrido. Y no queda ahí la cosa, trepar a un árbol es exponerse a apoquinar otros 210. Un día muy malo, en el que el niño ponga en fuga a las palomas, se suba a una palmera y el chucho ouvee a los paxaros puede salir por 610 euros del ala. Si funcionan bien los servicios sociales, aún habrá que pedir una ayuda.

El costoso castigo de tener un hijo travieso