EL SENTIDO DEL HUMOR

|

El pasado viernes me sorprendía con la noticia de que la presentadora de TVE Mariló Montero presentaba una denuncia por injurias contra la web satírica “El Mundo Today”. Dicha página de humor había publicado con anterioridad una noticia con declaraciones inventadas y que titulaban “Mariló Montero dice que los maricones dan asco pero no pasa nada porque ella es así”. La denuncia de la presentadora me pareció una exageración por parte de ella. La propia página web se justificaba en que basta leer sus titulares para comprender que se trata de humor y ficción.
Y aunque al principio también compartía esta tesis, recapacitando un poco más acerca del tema en cuestión llegué a la conclusión de que quizás no todo sea tan sencillo. Es cierto que “El Mundo Today” se trata de una web bastante reconocida por sus historias inventadas y que un poco de análisis sirve para poder intuir y comprender que todo lo que allí se expone no es más que un ejercicio de imaginación destinado a arrancar una pequeña sonrisa, aunque no sin cierta dosis de acidez en su humor. Pero vivimos en un mundo donde la información nos llega en avalancha y donde una gran cantidad de lectores apenas si se quedan con los titulares. Pocos son los que leen las noticias al completo y muchos menos los que buscan contrastar la información que en ellas se les da. Así que tampoco resulta descabellado poder pensar que no serán pocos los incautos lectores que pudieron haber pensado que las declaraciones de Mariló Montero fueron ciertas. Y lo digo porque ya no sería el primer caso de informaciones descabelladas que todo el mundo se acaba creyendo. Basta recordar por ejemplo la famosa leyenda urbana acerca de Ricky Martin y su participación en el programa “Sorpresa, sorpresa” y que toda España acabó creyéndose. Hasta tal punto caló aquel bulo que el propio programa tuvo que emitir en antena un comunicado desmintiéndolo. El humor es algo muy necesario. Diría que es hasta saludable y una forma de hacer crítica sobre asuntos que de otra forma podrían resultar más delicados o controvertidos. Sin embargo también debemos tener precaución y darnos cuenta de la repercusión que determinadas publicaciones pueden llegar a tener, sobre todo en una sociedad como la nuestra donde las redes sociales son campo abonado para rumores y maledicencias.

EL SENTIDO DEL HUMOR