La mezcolanza

|

Cuando el dictador dejó sentenciado en su frase testamentaria “Todo esta atado y bien atado”, los partidos CDS, AP (PP), PSOE y PC se adhirieron a esta bandera neoliberalista como lapas a las rocas. Y lo que debió ser una transición de ruptura con lo anterior, se convirtió en un esperpento. Una aberrante ramificación de los 40 años.
El pueblo continuaba no siendo el dueño de su trasiego por el camino de la vida. Debido, en gran parte, a una mezcolanza de trasnochadores amantes del franquismo, a unos niñatos asumiendo el rol de cobardes (PSOE y PC) y el duermevela de unos sumisos sindicatos. Un mal que empobreció esta piel de toro.
Pienso en esto después de pasear por la playa de Cabañas. Entre el olor a pinos y el continuo rumor de las olas que vencen en el arenal. Magnífico paseo lejos del mundanal ruido de una vida que se escabulle por los corruptos resquicios de la Justicia y la política.

 

La mezcolanza