A la deriva

|

Ayer Ferrolterra tomaba las calles asomando rostros de desolación , tristeza, indignación, perplejidad. Ayer una comarca entera se mostraba incrédula ante la decisión política de sacrificar los empleos y , con ello las vidas, de miles y miles de trabajadores de nuestra tierra, de nuestras familias, de nuestros vecinos , tras una larga ceremonia de confusión tan esperpéntica como cruel. Es difìcil saber si pesa más la voluntad política de sacrificar nuestros astilleros y, por tanto, el alma de lo que somos, o la incompetencia de unos gobernantes que no han conseguido siquiera que los gaseros de una compañía española se conviertan en carga de trabajo para unas gradas que mueren de inanición . Indigno.  Campañas electorales plagadas de mentiras para conducir a las masas, cual si fueran borregos, a unas papeletas de un partido de la gaviota que vuela con prepotencia mostrando su desprecio hacia el pueblo al que deben respetar. El paripé de los cargos del PP en una automanifestación alejada de los trabajadores, aderezada con banda sonora entonada contra los sindicatos, abochornando a una clase obrera pionera en la defensa de los derechos de los trabajadores contra el franquismo, retrata la prepotencia indecente de quienes desprecian, a golpe de cartas falaces, la inteligencia de una ciudadanía a la que creen manipular fácilmente con maniobras mediáticas que intentan manchar la opinión . Tener el dique flotante en Ferrol depende exclusivamente de la voluntad política de los gobiernos del PP , solo y exclusivamente. Pero frente a ello nos presentan planes estratégicos con recortes de masas salariales,  son espejo de un drama de paro y emigración que ya ha expulsado a 3.200 de los nuestros. Feijóo, Rey Varela, pasearon por las antesalas electorales diques, centro de reparaciones, floteles, remolcadores, quimiqueros..., hoy solo queda la sombra de la vergüenza de quienes boicotean manifestaciones ante el Parlamento Galego con plenos trampa que debieran sonrojar al más decente. Y Ferrol a la deriva... la ciudad naval que cuenta con los mejores astilleros del mundo asoma lágrimas en un horizonte de buzos que se van rompiendo en las rejas de nuestra querida Bazán . Pero ni la prepotencia más grande puede con una marea de dignidad de miles de voces exigiendo lo que es suyo; ni la Derecha  de la mordaza puede callar lo que es un clamor del ADN de Ferrolterra ; no hay nadie que pueda paralizar la lucha entregada de gente honrada y decente.

A la deriva